30 enero, 2023

“Es el estudiantado la razón de ser y la fuerza que ha permitido a la UASLP cumplir 100 años de historia”, coinciden ex rectores y rector de la UASLP

En el marco del centenario de la Autonomía, que se celebra este martes 10 de enero del 2023, el rector, Dr. Alejandro Zermeño Guerra y los ex rectores Lic. Mario García Valdez y el Ing. Jaime Valle Méndez estuvieron de acuerdo en que la fortaleza de la Universidad radica en las y los estudiantes.

Coincidieron en señalar que es el estudiantado la razón de ser y la fuerza que ha permitido a la UASLP cumplir 100 años de historia. Por ello, el mayor reto para este centenario es continuar egresando hombres y mujeres preparados para solucionar los problemas sociales de su entorno.

El rector Alejandro Zermeño Guerra manifestó que uno de los grandes retos para esta Universidad es continuar fortaleciendo las currículas con el objetivo de egresar estudiantes integrales y competitivos globalmente.

Sostuvo que la universidad en este inicio de su segundo siglo ya tiene un nivel académico y científico importante a nivel de Latinoamérica; por lo que se debe continuar trabajando a fin de lograr el posicionamiento como una gran institución a nivel mundial. Destacó el esfuerzo de los profesores para capacitarse, especializarse y compartir con las y los estudiantes un conocimiento aplicado y con una visión más amplia y global.

El Ing. Jaime Valle Méndez, manifestó que ahora como profesor siempre aconseja a sus alumnos que aprendan a aprender, “lo que enseñé no será lo que apliquen inmediatamente, esto se va a hacer obsoleto, más bien tienen la capacidad para hacer otra cosa y eso aporta la universidad”.

Dijo que la tecnología avanza tan rápido que lo que se aprende en las aulas debe ser fortalecido por la propia curiosidad del estudiantado.

Respecto a los grandes retos que tiene la UASLP, el licenciado Mario García Valdez, subrayó que el proceso de crecimiento y consolidación en una institución como lo es una universidad, y específicamente en la UASLP, no tiene un fin.

Indicó que el gran reto de las instituciones educativas es, “justamente esta labor inacabada de siempre tener que estar viendo cómo hacemos mejor las cosas, cómo mejoramos los modelos educativos, cómo mejoramos los planes y programas de estudio, cómo involucramos a los estudiantes con el sector social, productivo, gubernamental, para que la universidad pueda responder a los fines para los que fue creada”.

La Universidad tiene el compromiso y objetivo de contribuir a la transformación de su entorno y del bienestar social. Por tanto, los esfuerzos académicos, de investigación y de extensión están enfocados hoy más que nunca en formar mejores seres humanos, más solidarios, respetuosos, incluyentes, con capacidad de innovación, de mejora continua, preocupados por el medio ambiente para que su preparación sea una que pueda competir globalmente.